Siguen los incidentes en Cataluña: algunos vecinos se enfrentan, hartos, a los grupos violentos