En las entrañas del volcán de La Palma: el interior de los cráteres mantienen temperaturas de 800 grados