El 55% de los españoles preferiría esperar a conocer los efectos de la vacuna antes de ponérsela