Confinan a los 33.000 vecinos de Los Llanos, El Paso y Tazacorte por la muy desfavorable calidad del aire debido al volcán de La Palma