Los menas que okuparon una casa en Barcelona, la abandonan tras la llegada de los desokupas