La Fiscalía zanja la polémica de las manifestaciones: sí se pueden celebrar, pero respetando las normas de Sanidad