Las nuevas imágenes del volcán muestran su alto nivel de explosividad: el flanco norte se ha derrumbado