Así fue la primera llegada de lava al mar en La Palma