Murcia mejora en sus datos sobre la pandemia mientras que el País Vasco sigue a la cola