El Pedro presidente sigue pensando distinto al opositor: seguirá hasta 2020