Salas para desconectar en medio del caos: el refugio de los sanitarios en pleno colapso de los hospitales