¿Salvar la Navidad o salvar la Sanidad? Muchas luces navideñas, pero faltan médicos