56 segundos de independencia y dos años de conflicto