Torra enciende el ambiente ante una Diada que ya provoca actos de vandalismo en Girona y Barcelona