La paella se convierte en Bien de Interés Cultural y estos son sus curiosos ingredientes originales