La covid provoca el olvido de pacientes crónicos o con cáncer: seguirán tras el virus y sus muertes repuntarán