Los expertos descartan que la erupción de la Palma vaya a terminar pronto