La nieve mantiene a España en alerta y deja ya un muerto y un desaparecido