El lío de las banderas llega al Día del Orgullo LGTBI