Los 175.000 vecinos de Burgos amanecen confinados