Cinco desaparecidos localizados en siete horas: la eficiencia de seguir una metodología de búsqueda común e internacional