Separan a los detenidos por el asesinato de Ardines para que no compartan información entre ellos