La Fiscalía de Madrid sale en ayuda de Ángel y pide que el caso abandone el juzgado de violencia sobre la mujer