Mejor decir “criatura” que “niño”: lenguaje inclusivo o absurdo fuera del sentido común