España vive el luto oficial más largo de la democracia por las víctimas del coronavirus