Cientos de personas salen a la calle en Madrid y Barcelona para protestar por la muerte de George Floyd