La noche de San Juan más atípica por el coronavirus, sin hogueras ni playas