El Open Arms alerta de su situación de extrema necesidad: "Hay amenazas de suicidio, esto es insostenible. Estamos al límite"