El parricida de Barcelona, encontrado ahorcado en el bosque, se habría quitado la vida el mismo día del asesinato