Las protestas de Nuñez de Balboa se extienden a Ferraz y a la casa de Iglesias y Montero