El 'rey del Cachopo', declarado culpable de matar y profanar el cadáver de Heidi, no puede ser condenado por asesinato