Sammy Basso, el niño anciano que se resiste a envejecer