El Supremo sentencia que La Manada llevó a la víctima al portal para violarla y lo hizo al menos en diez ocasiones