El séptimo encierro de los Sanfermines ha sido rápido, encabezado por los astados y con tres heridos