Tony Adkins, el 'dancing doctor' que alegra a los niños enfermos bailando