Maite da rienda suelta a su don para las imitaciones y se mete en la piel de María Jesús, Labrador y Raffaella Carrà