La complicidad de Tony y Aurah sobre preguntas de sexo les hace ganar en el juego de residentes... pero se preocupan por la reacción de Mayka