Lester ya no está triste: tiene sexo con Patri y después confiesa, ¡que la quiere!