Una mujer misteriosa le pide una cita a Antonio Montero y el acepta: "Estoy tan agradecido a tus palabras que no tengo ningún problema en que nos conozcamos"