Chabelita y Omar Montes jamás han roto y hay más de 300 llamadas "grabadas" que lo demuestran, según Kiko Hernández