Los colaboradores juegan al estilo de 'La isla de las tentaciones': besos, risas y alguna pullita