Paz Padilla asalta literalmente los estudios de Villaviciosa de Odón para entregar su libro a Isabel Pantoja