Raquel Bollo podría estar metido en un buen lío por sus joyas: dos testigos aseguran que se venden en un mercadillo más baratas que en su web