Adara y Miguel Frigenti muestran sus dotes con la geografía y los idiomas con luces y sombras: llaman y sitúan diferentes países en el mapa