Adara no aguanta la tensión, rompe a llorar y se encierra desconsolada en el baño: "Me quiero ir a mi casa"