Las pruebas que demuestran que la familia Mohedano miente: sí sabían de la situación de Rocío Carrasco y Antonio David