El exrepresentante de Oriana le reclama 3.500 euros y desvela que tiene problemas legales en Chile