Se cae por tierra la imagen de perfección de Isabel Preysler: "Es fría, calculadora y se está quedando calva"