El Equipo de Fuego, enfadado por haber tenido que dar sus gafas de buceo