Kiko consigue pescar por primera vez en el Infierno y provoca un rifirrafe con Iván